Contenido principal Vive Digital
31 de marzo de 2019

Conectar a Colombia: un reto que cambiará vidas

Esperamos que en el 2022, al menos el 80 por ciento de las personas mayores a cinco años usen internet.

Publicado en: Portafolio.co

Conectar a Colombia: un reto que cambiará vidas
Conectar a Colombia: un reto que cambiará vidas

En un mundo que avanza a pasos agigantados, ir lento es retroceder, y justo eso es lo que le ha pasado a nuestro país en términos de conectividad. No podemos desconocer los avances en la penetración y uso de internet que se han realizado, sin embargo, al compararnos con las dinámicas de economías similares a la nuestra, es claro que estamos rezagados.

Veamos. Estadísticas de la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT) muestran que, en cuanto a la penetración de internet móvil, Colombia se encuentra en la posición 19 entre 27 países de América, con 48,8 conexiones activas por cada 100 habitantes en 2017. En otras palabras, casi todas las economías latinoamericanas –Jamaica, Venezuela, Ecuador, México, Perú, Bolivia, Argentina, Chile y Brasil, entre otras– superan a Colombia en este indicador. 

Pero no siempre fue así. Según estadísticas de la misma UIT, en el 2007 las conexiones de banda ancha móvil por cada 100 habitantes de Colombia eran 2,06, lo que representaba más de dos veces el indicador de Bolivia (0,76) y más de siete veces el de Perú (0,29). ¡Así es! Hace 11 años estábamos mejor que estos países. En el 2017, este escenario cambió drásticamente. Perú contaba ya con 64,19 conexiones por cada 100 habitantes, mientras que Bolivia llegaba a 76,49. Estos países no solo superaron a Colombia en términos absolutos, sino que durante todo el periodo tuvieron un aumento continuo de la penetración, mientras que en Colombia el nivel quedó estancado en poco menos de 50 por cada 100 habitantes desde el 2014. 

Estos números serían solo una anécdota si la penetración no tuviera efectos sobre el bienestar de nuestros ciudadanos e impactos económicos tangibles sobre la productividad y competitividad de nuestro país. Según el Departamento Nacional de Planeación (DNP), un aumento de 10 puntos porcentuales en la penetración de internet puede llevar a incrementos de entre 1,2 y 1,4 puntos porcentuales en el PIB per cápita, mientras que un incremento de 1 Mbps en la velocidad promedio de conexión, genera un aumento de hasta 1,6 por ciento en el mismo.

La mayor penetración y velocidad de internet impactan no solo la macroeconomía, sino también el día a día de cada ciudadano, porque significa que puede mantenerse en contacto con familiares y amigos sin importar la distancia; acceder a mayor diversidad de fuentes de información; estudiar en aulas virtuales, y buscar productos, comparar precios y hacer compras, y evitar desplazamientos o simplemente participar con su opinión en foros virtuales.


A todos nos debe preocupar que 20 millones de colombianos hoy no cuentan con internet de banda ancha –no pueden sacar provecho de los beneficios que ofrecen las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC)– sobre todo en un país con tantas desigualdades, donde ciudades como Bogotá o Medellín pueden tener indicadores de penetración y acceso a internet similares a los países más desarrollados, mientras que en departamentos como Chocó o La Guajira, y en las áreas rurales en general, existe un gran rezago. Pero lo importante es que tenemos, como Gobierno, Congreso y país, las herramientas a la mano para reversar esta situación.

El efecto positivo del acceso a las TIC sobre el bienestar y la productividad es evidente, y como Gobierno tenemos un sentido de urgencia por cerrar brechas y lograr la equidad. El riesgo de no actuar es que se sigan profundizando las diferencias, en un país donde podemos reversarlas. Por eso, la política del sector TIC: ‘El Futuro Digital es de Todos’, se compone de 4 pilares: entorno TIC para el desarrollo digital; ciudadanos y hogares empoderados del entorno digital; inclusión social digital, y transformación digital sectorial y territorial.

Dentro del marco de este primer pilar es que presentamos el proyecto de ley de modernización del sector TIC, que le devolverá a Colombia las condiciones para incrementar la inversión en este ramo, que tanto se necesita no solo para llegar a los lugares apartados y rurales con conectividad, sino para mejorar la calidad, velocidad y precios de la conectividad en el país.

Como resultado de estos cuatro ejes de política, esperamos que en cuatro años pasemos de 37,5 por ciento a la mitad de los hogares colombianos con una conexión fija suscrita. Buscamos también que en el 70 por ciento de los hogares haya conexión a internet, bien sea fija, o porque uno o varios de sus miembros tienen conexión móvil, hoy solo el 50 por ciento de los hogares cumplen con estas condiciones. Esperamos que en el 2022, al menos el 80 por ciento de las personas mayores a cinco años usen internet. 

Esperamos poder decir que como país superamos estas metas, y que Colombia volvió al grupo de punteros en conectividad y TIC en América Latina, pues con ello viene el mayor bienestar, oportunidades y equidad entre nuestros ciudadanos que todos anhelamos.


Sylvia Constaín
Ministra de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones

Conectar a Colombia: un reto que cambiará vidas
Conectar a Colombia: un reto que cambiará vidas
  • Actualizado el: lunes, 08 de abril de 2019

    MinTic anunció que espectro electromagnético se subastará a fin de año