Contenido principal Vive Digital
imagen cabezote.png

imagen titulo_1.png

La creciente demanda de servicios de Tecnologías de la Información y la Comunicación ha obligado a un mayor despliegue de infraestructura, motivo por el cual el Ministerio TIC está liderando acciones conjuntas con la Agencia Nacional del Espectro y la Comisión de Regulación de Telecomunicaciones para facilitarlo. Además de promover el conocimiento de los temas relacionados con los Campos Electromagnéticos y la Salud.

Cobertura y Calidad de Servicio

El gran crecimiento en la demanda y servicios, requiere un mayor despliegue de infraestructura por parte de los operadores móviles del país. Las restricciones a este despliegue traen como consecuencias la falta de cobertura y la mala calidad de servicio
Estas son dos de las restricciones más importantes:

Despliegue de la Infraestructura

Para una adecuado y rápido despliegue de infraestructura para los servicios móviles se han identificado los siguientes temas que deben ser abordados:

  1. Restricciones y prohibiciones :
  2. Barreras normativas:
  3. Protección medioambiental y urbanística.

Restricciones y prohibiciones

1.1. Prohibiciones de prestar servicios o actividades de telecomunicaciones en zonas residenciales y comerciales: Algunos municipios asignan el carácter de industrial o comercial a los servicios de telecomunicaciones y posteriormente, al reglamentar el uso de suelo, prohíben el desarrollo de estas actividades y la instalación de infraestructura en zonas residenciales o zonas comerciales. Otros definen "centros de telecomunicaciones" para determinar la instalación de cualquier elemento que haga parte de la infraestructura de telecomunicaciones y limitan su ubicación a zonas institucionales o comerciales, dificultando así la instalación de ciertas infraestructuras necesarias para la distribución de servicios en zonas residenciales; incluso existen prohibiciones explícitas a la prestación de servicios de telecomunicaciones en determinadas zonas de la ciudad. Así las cosas, al asociar el servicio de telecomunicaciones como una actividad a desarrollarse exclusivamente en zonas comerciales, la autoridades municipales argumentan que no hay una autorización expresa para el despliegue de la infraestructura de telecomunicaciones o la instalación de elementos de red en otro tipo de zonas.

1.2. Normas generales de ubicación de elementos de telecomunicaciones: Además de las normas que prohíben realizar actividades comerciales de telecomunicaciones, también es común encontrar normas municipales que restringen o prohíben de manera general la ubicación de ciertos elementos de telecomunicaciones en determinados tipos de espacios o zonas urbanas.

1.3. Exigencias sobre características de edificios e instalaciones: En algunos casos se exigen condiciones específicas a cumplir respecto de los inmuebles en los cuales se instalarán las estaciones de telecomunicaciones, como parqueaderos, número de baños, zonas de descargue etcétera, lo que evidencia que en muchos casos las autoridades municipales no cuentan con la información referente a los elementos que conforman una estación de telecomunicaciones y cuál es su único uso posible.

1.4. Prohibiciones y restricciones a la instalación de torres: Se han adoptado en algunos casos sin fundamento técnico restricciones absolutas y generales que impiden la instalación de torres en diferentes tipos de espacios urbanos, tales como parques, zonas residenciales, áreas cercanas a colegios, centros geriátricos, etcétera, sin brindar la posibilidad de plantear la instalación de torres en condiciones de mimetización o con características que no generen inconvenientes a la ciudad y a sus habitantes.

1.5. Distancia mínima entre torres: Se establece una distancia mínima de separación entre torres sin motivación, estudio o criterio técnico.

Barreras normativas

2.1. Dispersión normativa: Las disposiciones relativas al despliegue de infraestructura de telecomunicaciones no se encuentran concentradas en un solo acto administrativo, compilación, resumen, esquema o cualquier otro instrumento normativo que permita conocer todas las normas de un mismo municipio referidas a esta materia.

2.2. Poca publicidad de la normatividad: Muchos municipios no tienen publicada en la respectiva página Web o en otro mecanismo de divulgación de los temas de interés para los ciudadanos y empresas, las normas de ordenamiento territorial (POT1, PBOT2, EOT3), ni otras normas que regulan el despliegue de infraestructura de telecomunicaciones y los proyectos de normas en curso.

2.3. Normas desactualizadas y sin contexto: Si bien algunos de los municipios cuentan con normas de ordenamiento territorial que reconocen la importancia de las telecomunicaciones como factor fundamental para el desarrollo socio económico, y para tal efecto establecen disposiciones generales y específicas relativas al despliegue de infraestructura, también es cierto que en muchos casos no se hace referencia alguna a los aspectos relacionados con las telecomunicaciones. Como ejemplo de ello, es común encontrar referencias relativas al servicio de telefonía local o telefonía alámbrica, cuando en la actualidad los proyectos de instalación de infraestructura de telecomunicaciones atienden a servicios convergentes que incluyen telefonía móvil, Internet y nuevas tecnologías.

Protección medioambiental y urbanística.

3.1. Ausencia de parámetros objetivos para la mimetización de torres y antenas: No se encuentran en las normas municipales estándares claros, completos, objetivos y aceptados por las partes interesadas (proveedores y autoridades locales) que establezcan directrices y buenas prácticas en materia de mimetización.

3.2. Protección Medioambiental: Normas que buscan prevenir la contaminación visual o auditiva. Existen incluso normas que regulan el diseño que deben tener las antenas.

3.3. Planeación y Ordenamiento urbano: Normas que buscan garantizar el adecuado funcionamiento y planeación de la ciudad. De las normas típicas en esta categoría se encuentran aquéllas que establecen, de un lado, reglas sobre las actividades que se pueden desarrollar en una determinada zona de la ciudad y, del otro, la entrega material de las redes de las empresas de servicios públicos a los municipios en los que se pretende desplegar dicha infraestructura.

3.4. Movilidad: Normas que pretenden garantizar el adecuado desplazamiento de vehículos y peatones por las distintas vías, andenes, parques y otros espacios públicos. Como ejemplo de este tipo de medidas se presentan aquéllas que obligan a remover elementos de infraestructura ubicados en vías o espacios de tráfico de personas.

3.5. Salubridad Pública: Normas que pretenden prohibir o restringir las prácticas que puedan poner en peligro la salud de los ciudadanos. Un ejemplo común en esta materia corresponde a normas tendientes a prevenir la exposición de personas a campos electromagnéticos con el fin de evitar efectos en la salud.

3.7. Seguridad y Funcionalidad: Aquéllas normas que pretenden asegurar que el desarrollo de una actividad se lleve a cabo en edificios o instalaciones que cuenten con unas condiciones mínimas de seguridad para los ciudadanos y de funcionalidad para las personas que trabajan o acuden a estas instalaciones.

Campos Electromagnéticos y Salud

Percepciones equivocadas con respecto a la exposición de las personas a los campos electromagnéticos.

De acuerdo con la ICNIRP (Comisión Internacional para la Protección contra las Radiaciones No Ionizantes) mediante declaración del 2009, no existe evidencia científica publicada que evidencie cualquier efecto adverso a la salud por exposición de las personas a los campos electromagnéticos dentro de los límites establecidos.

Los estudios realizados por diversas instituciones y organismos internacionales sobre las implicaciones de los campos electromagnéticos en la salud, indican que los campos electromagnéticos y radiaciones no ionizantes producidas por las estaciones base y antenas de telefonía celular están muy por debajo de los límites establecidos por la ICNIRP desde 1998.

Debido al desconocimiento de la comunidad se ha generado una percepción errónea y temores infundados con respecto a las supuestas afectaciones a la salud.

Actualizado el: martes, 30 de junio de 2015