Contenido principal Vive Digital
Logotipo del micrositio

Proveedores de Internet

ipv6 para Proveedores de Internet

Las redes de los proveedores de servicios de Internet (ISPs) podrían considerarse como un súper conjunto de las redes empresariales, sobre todo de las grandes corporaciones. La gran diferencia es que un banco tiene que atender sólo a los requisitos de tráfico entre las redes de sus propias oficinas, mientras que un ISP atiende cientos, miles o millones de clientes diferentes, y es importante garantizar la "estanqueidad" de los diversos grupos, para que no se vean directamente entre ellos, y a su vez, todos puedan acceder a Internet.

Representación gráfica
Representación gráfica

Afortunadamente los protocolos utilizados en estas redes, y en concreto cada vez más MPLS y derivados, facilitan esta labor, no solo desde el punto de vista de IPv4, sino también desde el punto de vista del despliegue de IPv6.

Esto es cierto tanto en cuanto a los elementos de la red, como en cuanto a las aplicaciones, sistemas operativos, y todos los detalles mencionados, y por tanto de lectura obligada, en las secciones anteriores (IPv6 para Ciudadanos e IPv6 para Empresas).

Los ISPs pueden contar sólo con una red, en ocasiones extendida a través de múltiples países o regiones geográficas, pero a veces también cuentan con centros de datos (Data Centers), donde alojan servicios propios y/o de clientes.

Podría considerarse dentro de esta categoría también a las organizaciones que aún no teniendo red propia, se conectan a otros ISPs, para simplemente dar servicios de centros de datos, comúnmente denominados "alojamiento" (lógico o físico, es decir, hosting o housing ), en función de que los servidores sean del propio ISP o del cliente.

Esto tiene importantes implicaciones en la forma en la que se ha de desplegar IPv6 en dichas redes, pues puede que sea necesario separar ciertas infraestructuras o equipamientos para diferenciar los equipos propios alojados, de los que son propiedad de los clientes.

En cuanto a las redes en sí mismas, hay que diferenciar tipos de redes (redes fijas, redes móviles), tecnologías (fibra, cobre, WiMax, WIFI, LMDS, etc.), así como las partes de la red (troncal, distribución, agregación, acceso, etc.).

En general, se puede afirmar con rotundidad que una red troncal o de distribución, con un mantenimiento adecuado, en la cual la antigüedad de sus equipos sea inferior a los 5-6 años, posiblemente tenga un buen soporte de IPv6 sin necesidad de una nueva inversión de sustitución de equipos.

Esto no es necesariamente el mismo caso en las redes de agregación y especialmente en las redes de acceso. Como se ha mencionado anteriormente en la sección de IPv6 para Ciudadanos, esto no es necesariamente una dificultad para la planificación de la transición, dado que IPv6 ha sido diseñado para permitir su despliegue, con mecanismos de transición, sin reemplazar de la noche a la mañana el CPE del usuario final, ni por tanto los equipos de agregación.

Por otro lado, lo que sí que es importante para cualquier ISP es contar con IPv6 en los enlaces que a su vez le conectan al resto de Internet. Son los denominados proveedores de tránsito ( upstream providers).

Otro aspecto importante para los ISPs es que se conecten a intercambiadores de tráfico (IXs, NAPs), que lógicamente permitan el intercambio tanto de tráfico IPv4 como IPv6. Precisamente ello suele facilitar el peering (intercambio) con grandes proveedores de contenidos, que lógicamente también ha de soportar IPv6, al igual que con servicios de duplicados ( mirrors ) de los servidores DNS raíz ( DNS root servers ) e incluso acceso a redes de provisión de contenidos (CDNs o Content Delivery Networks ), todo ellos, insistimos de nuevo, con soporte IPv6.

La Transición de la Red de un ISP

La parte más compleja en cuanto al despliegue de IPv6 de una red de un ISP es la red de acceso, lo cual en ocasiones se ve complicado además por el uso de diversas tecnologías de acceso en una misma red.

El IETF ha trabajado en este campo proporcionando numerosas herramientas o mecanismos de transición, asumiendo que dicha transición se iniciaría, de forma masiva en las redes de acceso, 4-5 años antes del agotamiento de IPv4. Sin embargo el tardío despliegue de IPv6 ha complicado más esta tarea e implicado la necesidad de desarrollar, casi en el último minuto, nuevos mecanismos de transición para enfrentarse a un nuevo problema: el despliegue de IPv6 cuando ya no quedan direcciones IPv4. Nos referimos a mecanismos que realizan traducciones de IPv4 e IPv6, como los denominados DS-Lite, Carrier Grade NAT (CGN, LSN), NAT64/DNS64.

Estos nuevos mecanismos en general no son necesarios en ISPs que aún tienen direcciones IPv4 o puede utilizar direcciones privadas en su red, por ejemplo la red 10/8. Sólo los más grandes ISPs del mundo (que podrían contar con ambas manos) se ven realmente forzados al uso de estos protocolos.

Además estos mecanismos no son perfectos y no están suficientemente probados, ni se espera que escalen, porque la previsión es que su uso cada vez sea menos frecuente, según mayor número de proveedores de contenidos y usuarios utilicen de forma transparente IPv6, y por tanto decrece el volumen de tráfico IPv4 que tiene que atravesar estos mecanismos de transición.

Adicionalmente son caros y tienen implicaciones en aplicaciones que podrían fallar o dejar de funcionar, así que es importante utilizarlos con precaución y sólo cuando verdaderamente no haya otro remedio. Con conocimientos profundos y expertos en IPv6, puede resultar mucho más barato, fiable y menos traumático, desplegar los mecanismos de transición que se habían desarrollado inicialmente.

Otros mecanismos como 6RD, también recientes, perjudican a los usuarios, dado que con las políticas actuales de asignación de direcciones, no es fácil entregar a los usuarios /48, sino redes mucho más pequeñas y por tanto. Sin embargo, se puede caer en la tentación de buscar la solución más fácil para el propio ISP, aunque pueda ser más costosa y traumática o peor para el usuario y además requiera el reemplazo de los CPEs.

En cambio mecanismos de transición como Softwires, basados en protocolos bien conocidos y utilizados en las redes actuales, como L2TP, pueden ser mucho más fáciles y asequibles de desplegar y merecen la pena ser considerados.

Más información

Para más detalles, sugerimos la lectura del capítulo 7 "Proveedor de Servicios de Internet (ISPs)", del libro "IPv6 para Todos"

ipv6 para Proveedores de Internet
  • Actualizado el: jueves, 14 de febrero de 2019

    MinTIC abre inscripciones para taller de compra pública de transformación digital