Contenido principal Vive Digital
27 de abril de 2020

El piloto de redes comunitarias que transformó la vida de los habitantes de las veredas de Buenos Aires (Cauca)

Esta iniciativa que surge de un convenio entre MinTIC y Colnodo le ha permitido a la comunidad hacer cerca de 3.500 llamadas.

Primera prueba piloto de una red de telefonía móvil local en Colombia administrada por la comunidad
Primera prueba piloto de una red de telefonía móvil local en Colombia administrada por la comunidad

En Buenos Aires (Cauca) inició un proyecto piloto que ha logrado transformar la vida de sus habitantes y generar una nueva esperanza de desarrollo a través de un modelo comunitario de telecomunicaciones rurales autosostenible. Esta iniciativa se dio a partir de un convenio suscrito en el 2019 entre el Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (MinTIC) y la asociación Colnodo, quienes dieron luz verde a un plan que busca promover las redes comunitarias y evaluar su viabilidad técnica, económica, jurídica y social en zonas con escasa o nula cobertura de los operadores comerciales.

La implementación de este piloto se enfrentó a varios retos, entre estos las extensas distancias entre cada poblado, su posición geográfica -que impedía el tránsito adecuado- y el inclemente clima que azotaba al municipio durante las extensas épocas de sol y de lluvia. Sin embargo, estas dificultades no impidieron su continuidad para abrir la esperanza a estos habitantes de tener una red comunitaria para todos y donde tuvieran un acercamiento con la tecnología, como no había sucedido.

"Encontramos que, debido a la falta de cobertura y acceso en redes de comunicaciones para la zona, estas veredas no habían tenido la oportunidad de recibir un servicio de telefonía móvil o internet, por lo que la comunicación entre cada poblado se realizaba con frecuencia a partir del transporte que estuviera disponible y esto podía tomarles mucho tiempo para llegar de un lugar a otro", afirmó Lilian Chamorro, líder de proyectos de redes comunitarias de Colnodo.

Por ello, el aprendizaje fue prácticamente desde cero. Los miembros que administrarían la Red Comunitaria INC (establecido como Red Comunitaria de Indígenas, Negros y Campesinos) contaron con la ayuda de las organizaciones involucradas y el MinTIC para capacitarse entorno al uso óptimo de las telecomunicaciones. Ellos se dividieron los cargos para darle una estructura organizada y competente al proyecto para que todos los usuarios obtengan una buena comunicación a la hora de usar la red.

A diferencia de los proveedores comerciales de Internet y de telefonía móvil, estos sistemas funcionan a través de modelos organizativos comunitarios, donde las poblaciones son la base para el mantenimiento y la sostenibilidad de la red. Hasta el momento, son alrededor de 70 personas las que son usuarias, no obstante, la meta será cubrir más habitantes.

Es en este punto donde este servicio comunitario marca la diferencia, ya que la red le pertenece únicamente a la comunidad y, a partir de su uso, abre la posibilidad para realizar llamadas y enviar mensajes de texto dentro de la cobertura establecida. Cabe señalar que la misma población se encarga de mejorar y mantener la infraestructura, definiendo a su vez cómo se usará o quiénes podrán ser parte de ella durante el tiempo que se determinó para su operación.

Durante su desarrollo, los mismos habitantes se apropiaron aún más del modelo que marcaría el antes y después en sus vidas de manera positiva. "Solicitamos algún alimento que necesitemos de las tiendas más grandes que quedan en la vereda La Esperanza por un mensaje de texto y a veces, en situaciones de emergencia, llamamos usando la red comunitaria. Esto ha mejorado nuestra calidad de vida y nos ha ayudado a ahorrar mucho tiempo porque ya no nos trasladamos grandes distancias", afirmó Claudia Guerrero, administradora de la Red INC, El Bosque.

Desde su instalación se han realizado cerca de 3.500 llamadas, un número que aumenta diariamente. "Estamos trabajando constantemente por el aprovechamiento de la tecnología y esta red ha sido de vital importancia para nosotros, pues siempre hemos estado incomunicados. Este medio cambió nuestras vidas sustancialmente, ya podemos hablar entre nosotros y con nuestros familiares que están muy lejos, solicitar citas médicas y cubrir otras necesidades básicas en nuestra comunidad. Estamos muy felices", agregó la administradora de la red.

Este proyecto piloto de modelo organizativo comunitario ha permitió involucrar a las comunidades en torno a un mismo fin, empoderándolas en el diseño de un servicio que llevará beneficios para todos.

Jhon Fernando Aponzá, presidente de Junta de Acción Comunal de Agua Blanca, aseguró: "necesitamos que más personas sigan ingresando al proyecto para continuar fortaleciendo su estructura. Todos tenemos grandes sueños que se pueden cumplir con ayuda de esta red".

Todos los usuarios beneficiados esperan que el piloto, del que ellos en la actualidad son beneficiarios, arroje los mejores resultados en su evaluación de viabilidad y permita explorar posteriormente nuevas alternativas de implementación en el país. Se sienten orgullosos de ser los pioneros de algo que traerá oportunidades y progreso para las regiones.

El piloto de redes comunitarias que transformó la vida de los habitantes de las veredas de Buenos Aires (Cauca)
El piloto de redes comunitarias que transformó la vida de los habitantes de las veredas de Buenos Aires (Cauca)
  • Actualizado el: lunes, 27 de abril de 2020

    El piloto de redes comunitarias que transformó la vida de los habitantes de las veredas de Buenos Aires (Cauca)